domingo, julio 11, 2010

El fútbol según Xavi (día 30)

Poco a poco, el planeta fútbol se ha ido poniendo de acuerdo en lo acontecido a la selección española en este mundial. Es lo que tienen los resultados. Con ellos, llega siempre la verdad de las cosas. Advierto a quien no conozca mi sentido del humor que las frases anteriores rezumaban ironía…

Hoy, en el país de la piel de toro, en ese territorio siempre conocido como las españas, existe el convencimiento unánime de que merecemos la victoria por encima de todas las cosas. Para variar, el que escribe está en desacuerdo.

Para mí, el fútbol es un deporte. Un deporte que amo, pero que no va más allá de esa dimensión. El lunes, este país y sus socios de europeos seguirán en crisis, por mucha copa del mundo que podamos levantar ante la mirada expectante de millones de seres humanos. Aunque pluralice, tengo más que claro que los triunfos son únicamente atribuibles a quienes los obtienen. Para los espectadores está reservado el espacio del disfrute, la admiración y juicio crítico. Hay distancias que no conviene recortar si no se quiere perder la perspectiva.

Y es en este terreno en el que quiero enmarcar mis opiniones, cuyo aval es la visión de algún mil que otro de onces contra once. Para este que les habla el fútbol es algo más que datos estadísticos o sensaciones pre y post partido. Soy de aquellos que se recrean en detalles nimios e inapresinbles, de los que paladean esbozos y bosquejos de lo que pudo ser, de los que no soportan a aquellos que saltan al terreno de juego sin tomárselo en serio. Son tantas cosas las que me emocionan de este deporte, de este juego, que me rejode ver como el manoseo mercantilista trata de convertirlo en desayuno, comida y cena de todos los mortales. El fútbol no puede ser un producto de primera necesidad preñado de impuestos de lujo. El fútbol es un mero espectáculo que gracias a la cabeza y a los pies de algunos puede resultar maravilloso.

Soy de los que opinan que en este mundial no se ha visto un gran fútbol. No es cosa de ahora ni tampoco nueva, pero es necesario decirlo. Últimamente hay demasiados equipos entrenados por señores que contraponen los conceptos de victoria y buen juego, y someten a sus jugadores profesionales a la humillación de tener que maltratar ese objeto que tan cuantiosos ingresos les proporciona. Salvo honrosas excepciones por todos conocidas y que se hace necesario nombrar: Wenger, Rijkaard, Bielsa, Guardiola… (Cabría citar algunos más, pero estos son los exponentes que seguro concitan mayor unanimidad).

La selección española, por mucho que algunos se empeñen en opacar la influencia de los jugadores provenientes de la Masía (lugar donde se entrenan los canteranos del Barcelona), no es más que el fiel epígono del juego que se desarrolla en el Camp Nou por los locales. Es en su estilo de juego en donde se engarza la calidad de las estrellas provenientes de otros equipos importantes, pero muy diferentes. Nadie puede decir que este equipo recuerda al Real Madrid, al Valencia, al Liverpool o al Athletic de Bilbao. Este equipo recuerda al Barcelona aunque esto a algunos les duela en su más puro sentimiento nacional.

Desde que comenzó el mundial, se abrieron diferentes frentes de debate. De discusión encarnizada. Es lo que provocan las derrotas en las miradas resultadistas. Del mismo modo que muchos se frotaron las manos el día en que Mourinho consiguió tejer la tela de araña con la que enredar en el partido de ida de las semifinales de Champions, otros suspiramos por el acierto de Guardiola para encontrar soluciones en el partido de vuelta. No fue suficiente para entonces, pero tal vez le baste a Del Bosque para ganar un mundial. Quien más quien menos ha querido aplicar la receta interista a la selección de la camiseta roja y pantalón azul. Se podría decir que todos acertaron mientras les duraron las fuerzas. Mientras no encajaron un gol. Pero más allá de esta simpleza cuasi tautológica, en esta ocasión, el equipo dirigido por Xavi Hernández ha conseguido superar el primer traspiés e imponer su juego con sufridas victorias. El hecho de haber ganado por la mínima a todos sus rivales, pretende ser el argumento de aquellos que tratan de deslegitimar esta apuesta futbolística, o de aquellos que dicen no haberla presenciado.

España ha abusado de sus rivales hasta un punto que yo no había presenciado nunca. Esta selección ha alcanzado cotas de posesión de pelota brutales, y casi siempre en campo rival. Ha elaborado hasta el infinito con paciencia digna del mismo Job. Ha buscado el hueco posible y el imposible ante defensas de 9 hombres pertrechadas en dos líneas muy juntas que basculaban sin cesar mientras les duró el resuello. Rivales persiguiendo la pelota por todo el campo con escaso éxito y tras conseguirla a fin, buscar ese contraataque que les diera un respiro y quién sabe si ese gol que diera solidez para mantener la fe en tal apuesta. Se puede decir que tal o cual jugador del banquillo podrían haber tenido la llave que abriera las puertas de ese Hades que era la defensa rival. La llave con la que llegar al Valhalla. Lo cierto es que todos y cada uno de los jugadores que han compuesto los diversos onces alineados por Del Bosque, han dado lo mejor de sí mismos sin perder jamás la compostura exigida por la forma de entender el juego. Han tirado desmarques inverosímiles de apenas centímetros, han disparado a puerta por resquicios mínimos, han dado pases de precisión milimétrica en corto y en largo, han dominado a un balón fruto de la unión de Adidas con el demonio de Tasmania. En definitiva, han hecho todo lo que tenían que hacer y que sabían hacer. Sin el permiso del rival. Porque hay que decir que los rivales de España pueden estar orgullosos de sus defensas numantinas. Mi más sincera enhorabuena. Eso sí, por el bien de las mentes que no ven más allá de la victoria, les aconsejo que jueguen a otra cosa. Hoy al fútbol se gana jugando como dice Xavi. Aunque Holanda lo impida…

5 comentarios:

Alvaro G. Loayza dijo...

Iñaki amén.
Solo como acotación y valga la paradoja, de que hoy enfrentándose España y Holanda, y siguiendo el rastro de esa Masía donde se ha gestado ese nuevo paradigma futbolero que propone España con herencia barcelonista, proviene en un momento primigenio de Cruyff, quien 20 años atrás sembró una idiosincrasia futbolera en el Barça y ha evolucionado hasta hoy con una consigna por encima de todas, el cariño y respeto por la pelota. Al frente está Holanda, país natal de Johan, y hoy España sigue sus pasos mientras los naranjas parece que han elegido otro tipo de derrotero.

Quedan pocas horas y llegará la hora de los vencedores, ojalá hoy se conjugue lo que está bien con lo que es justo, identidad casi imposible en este mundo real.

Sánchez Mostolac, Alfonso dijo...

Que en un deporte dominado por la mercadotecnia, las marcas, la especulación dentro y fuera de las canchas, llegue a marcar la diferencia en la madre de todas las finales un jugador como Andrés Iniesta debería replantear todo el sistema, si no a los manipuladores si al menos a sus practicantes.
Como deje en mi perfil en la red social: Cómo, si la isla donde estuvo preso Mandela se llama Robben, "homenaje" al colono, y el himno de los oranje dice "Den Koning van Hispanje / Heb ik altijd geëerd" (Al rey señor de España / Rendí yo siempre honor), será la historia capaz de darles la copa a un puñado de jugadores que no le llegan a los tacos de las botas a sus compatriotas Cruyff, Neeskens, Van Basten, Gullit y otro ciento.
I AM THE MASTER OF MY FATE: / I AM THE CAPTAIN OF MY SOUL.
Un saludo desde la resaca y el orgullo.

iinnuendo dijo...

Alvarenga merecida victoria de los Spaniards .. depues de una verdadera muestras de futbol de Red Light District… que cerdos que estaban los Dutch.. cara! mas sucios que caño de bucanera.
Saludos.
Ps. Que has dicho del mi poderoso San Jose… ( With love CHUBI)

iinnuendo dijo...

Alvarenga merecida victoria de los Spaniards .. depues de una verdadera muestras de futbol de Red Light District… que cerdos que estaban los Dutch.. cara! mas sucios que caño de bucanera.
Saludos.
Ps. Que has dicho del mi poderoso San Jose… ( With love CHUBI)

iinnuendo dijo...

Alvarenga merecida victoria de los Spaniards .. depues de una verdadera muestras de futbol de Red Light District… que cerdos que estaban los Dutch.. cara! mas sucios que caño de bucanera.
Saludos.
Ps. Que has dicho del mi poderoso San Jose… ( With love CHUBI)