viernes, septiembre 19, 2008

Ahora sólo quedan ecos

Richard Wright (1943 - 2008) murió el pasado lunes y nos dejó a todos los fans de Floyd con la lágrima tambaleante en el ojo y el moco fluído en la nariz. Nunca más... resonó mi interior como en el poema de Poe. Nunca más Pink Floyd podrá sacar disco de estudio con la banda completa, nunca más ESOS conciertos, sólo ecos.

Acompañados por esta sublime canción, recordemos a este brillante tecladista y portador de una voz privilegiada que aportó de manera decisiva a esa banda que nos hará estremecer ahora y siempre. Por último, ojalá que no decepcionemos al alma de Richard y gane Floyd a los Beatles en la encuesta del lar con justo merecimiento.

¡Dios o su equivalente te tenga siempre donde mereces Richard!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

...con la lágrima tambaleante en el ojo y el moco fluído en la nariz...

Asi estamos.

Shine on Rick!

http://www.youtube.com/watch?v=0GiZtHosuns

LoRbAdA dijo...

Una pena lo de este hombre, con más peso de lo que algunos imaginan en el sonido Pink Floyd. Aunque creo que Pink Floyd nunca sacarán disco ni con él ni sin él.

Saludos.