martes, junio 19, 2007

El fútbol ha muerto, el Madrid vive


Para el Machi, que también ama el fútbol y odia al Madrid.

Conozco el mundo y aunque no me guste, está. Y sé lo que quiero. Quiero que la gente aplauda a mi equipo. Quiero que el valor del espectáculo esté por encima de un triunfo. He visto equipos que ganan y que la gente no va al estadio. Y otros que pierden y lo llenan porque juegan bien.

Francisco Maturana, Entrevista en la revista “Al Arco”.

Durante mucho tiempo uno de los grandes debates de la Academia fue la relación entre objetividad y subjetividad; es decir, la posibilidad o no de que exista una construcción del conocimiento desde una mirada absolutamente neutra, imparcial y alejada de cualquier influencia del investigador. La antropología solucionó ese debate (y es posible que sea lo único decente que ha hecho como ciencia) planteando que la clave es plantear claramente los sesgos del investigador, no tratar de anularlos. Pues bien, ahí va mi sesgo: odio al Madrid, lo odio profunda y enconadamente. Lo odio por muchas razones: por Franco, por pavones y zidanes, por poderoso, por causas personales, en fin, por muchas cosas.

Pero en esta su coronación como campeón del fútbol español, el enojo contra el Madrid es más pequeño que el miedo, por una razón esencial: su triunfo ratifica fehacientemente una tendencia que está matando al fútbol y que se ha confirmado este año, el fútbol se muere.

Ya nadie se preocupa por jugar bien, ya a nadie le interesa el arco ajeno. El sentido primigenio del juego ha sido transformado: ya no es lo importante meter la pelota en el arco ajeno sino evitar que te la metan en el propio. Para intentar confirmar esta intuición, veamos el año que hemos tenido en materia futbolística.

Campeón del Mundo 2006: Italia. El equipo dirigido por Marcelo Lippi jugó como un típico equipo italiano: defenderse, achicar la cancha y esperar que el centrodelantero haga un gol de casualidad. Como en el 70, dejaba a los “diferentes” en el banco (Del Piero en Alemania, Rivera y Mazzola en México). Todo el campeonato jugó sólo 15 minutos, en la semifinal contra Alemania, liderados por Del Piero. Pasaron de ronda frente a Australia con un penal regalado por el arbitro y su estandarte fue Materazzi. Que asco.

Campeón de la Copa de Campeones 2007: Milán. El equipo dirigido por Carlo Ancelotti atiborró el campo de mediocampistas y dejó que Kaká haga el resto. Lo importante: el arco propio en cero. Recibió (para variar) regalos por parte del arbitro en la eliminatoria contra el Celtic (un penal más grande que una casa no pitado que le daba el pase a los de Escocia). En la final: matar el partido y esperar un milagro. Al revés de lo que pensaba el Quijote, la fortuna está del lado de los malos: gol fortuito de tiro libre y todo se acabó. Campeón de Europa sin ninguna intención de jugar al fútbol.

Campeón de España: Real Madrid. El equipo dirigido por Fabio Capello traicionó la historia del Madrid, cambió el amor por la pelota y la estética por el corte, la mediocridad y la abulia. Contra el Bayer de Munich, Capello alineó un mediocampo plagado de perros de caza para terminar el partido con el arco en cero: Gago, Diarra y Emerson. Antes del primer minuto del partido, los alemanes ya les habían hecho un gol (vehemente lección de que renunciar al ataque no garantiza la defensa). En la última fecha, la FIFA les hizo un último regalo: prohibió que Diarra fuera a jugar con Malí porque tenía que defender los colores del poderoso equipo español. Y como la vida es una mierda, Diarra hizo el gol que le daba el campeonato al Madrid. Nada raro, a Blatter y sus secuaces no les importa ni un poco los débiles de África y Sudamérica.

¿Qué nos queda de todo esto? Que el ataque, la intención ofensiva, la búsqueda de la belleza y la alegría, ya no existen. Los delanteros son piezas prescindibles. El fútbol fue mutando, en ese sentido, en momentos claves. Pasamos del 4-2-4 al 4-3-3, para terminar en el 4-4-2 (y su variante el 3-5-2), sin embargo los nuevos grandes directores técnicos encontraron una nueva vuelta de tuerca: mantener intacta la línea defensiva, llenar el campo de volantes y dejar a un solitario para ver si consigue algún regalo de la contingencia: surge ahora el 4-5-1. Matar cualquier intento contrario, destruir antes que crear, perder de vista la pelota. Ese es ahora el sentido del juego. Intuyo que de acá a unos años algún italiano descubrirá que el atacante es prescindible y jugará 5-5. Italia volverá a ser campeón.

Y nosotros seguimos acá, destilando sueños y esperanzas, esperando cada domingo, miércoles y jueves por un regate, por una pared, por un Liverpool - Milán 2005, por un poco de fútbol, de amor a la pelota, de magia, de disfrute, de emoción. Pero la decepción es infinitamente más grande que el cobijo de la alegría. En realidad toda la tensión y la emoción ya sólo están presentes en la previa, en la espera por el partido, en la alegría de saber que dos grandes equipos se enfrentan por algo importante, en la cadencia de tomar conciencia que empieza el Mundial, la Copa de Campeones o algún Campeonato local. Pero ahí se muere todo, los 90 minutos reales del partido son un bodrio, una somnolencia extendida, una batalla de dos ejércitos agazapados sin afán de gloria, cuyo único sentimiento es el miedo.

Frente a todo esto: ¿Queda esperanza? Quedan aún algunos resquicios que se vislumbran como posibles espacios de cambio benigno: la liga inglesa donde se sigue jugando a muerte, donde los volantes no sólo rompen sino que también hacen goles, el Estudiantes de Simeone que en la cancha de River mete cinco delanteros para matar o morir, el San Lorenzo de Ramón Díaz que no duda en alinear a tres jugadores que para Capello jamás podrían jugar juntos, el Lyon que cuida la pelota, la maneja a través de Junínho y encuentra claros en tres delanteros que siempre abren la cancha. Siempre hay esperanza, pero hoy, Lunes post triunfo madridista, no tengo espacio para ella. Hoy sólo queda empute y desasosiego, la horrible Italia de Lippi es campeóna, el abúlico Milan de Ancelotti es campeón y el asqueroso Madrid de Capello es campeón. Nada más queda.

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Don Mario, no se me desanime, que estos son solamente malos temporales, los cuervos ganaron ...
No creo en el 5-5, talvez un hibrido entre el 4-5-1 y el segundo tiempo 6-4, pero esto sera recien en 100 anos; por ahora a no preocuparse tanto!
Para el Madrid no fue facil, y Capello ni con campeonato se queda

Joachim Löw

Anónimo dijo...

Ni el futbol a muerto, ni el Madrid vive; lo que pasa es que da la impresion que cubrirse el culito es mas importante que ir a buscar el orgasmicante gol. Estoy de acuerdo que este futbol a cambiado y cambio mucho y para deteriorarse, pero no por eso lo vas a enterrar vivo.
El futbol nunca morira, primero tendria que pasar por el quirofano y si medicos mercenarios tratan de envenenarlo o apelan a la eutanasia, el gen del futbol se quedara por siempre en las canchas, no en esas tan bien maquilladas y arregladas con perfumes europeos sino en las calles donde inocentes ninos y jovenes organizaran importantes campeonatos en sus villas, y no soy un villero pero ahi esta la fuente de nuestros delirios futboleros.

Saludos

Miembro
del club Anti-Evo

(Cientificos italianos quieren modificar los genes del futbol, en sofisticados laboratorios experimentan cambiar la esencia manipulando genes, pero igual que otros millonarios investigaciones se quedaran sin nada o talvez esten creando un mutante que los destruira a ellos mismos).

Anónimo dijo...

En primer lugar te agradezco mucho Frichi, en segundo lugar, el mal sabor no se si es mas por ser hincha del barca o por antimadridista, pero bueno, el resultado es el mismo, el Mandril salio campeon y me asquea. (Tambien por el hecho de que cierta gente debe andar feliz...)

Estoy de acuerdo en que ultimamente junto a los italianos, los milanesas, los madridistas y los vetos, uno claramente se da cuenta que la cosa no esta como quisieramos, y que muchas cosas cambiaron, para mal dentro de la Institucion que maneja el futbol, pero tambien concuerdo con que el futbol va y siempre a ido mas alla de los grandes estadios y equipos de primera del mundo, el futbol es vida, son los lunes, los domingos, cualquier dia, las tardes de play, la pc, en fin uno recurre a ello por gusto, necesidad, obligacion. Por ello creo que no morira, aunque se empenen ciertas personas.

Saludos y un gran abrazo.

Machi.

lapalabraesferica dijo...

Definitivamente, Mario, el fútbol de a poco se evapora de las canchas y se transforma en una ingenua utopía desplazada a los arrabales extremos de la exclusión africana o latinoamericana. Como escasea adquiere los matices de un objeto de culto, por eso haces bien en enfatizar que: El fútbol ha muerto. Me sumo con estas palabras a ese velorio que a esta altura adquiere el matiz de lo irrevocable.

El fútbol que gobierna FIFA, ese el de la alta competencia, ese que protege las espesas arcas del Real Madrid, atraviesa un proceso de homogeneización tal que todos los equipos desde Real Madrid a Real Mamoré replican, unos a otros, los mismos vicios tácticos y proyectan un horizonte de juego limitado a las posibilidades que ofrece un esquema cifrado en los manuales del execrable catenacio. Manual que podría resumirse en las infinitas variantes que ofrece este tópico del fútbol moderno: componer ante todas las cosa telarañas defensivas. A continuación ofrezco algunas de estas variantes:


• Simular que se juega con tres atrás, pero ya en cancha no dejar de sumar gente en el fondo y terminar con cinco defensores, más cuatro volantes en el medio, y un solo punta que por ahí inventa el milagro.

• Cuidar el área, tener la paciencia, la concentración y la experiencia suficiente para ver pasar los minutos sin alterarse, porque en algún momento llegará la escasa oportunidad.

• Tirar pelotazos, muchos pelotazos, para que el de arriba se las arregle como sea.

• Incentivar la cultura del “no descuidarse jamás de la marca”.

• Monopolizar el balón en el medio amontonando gente.

• Acostumbrar a los jugadores a mirar su propio arco (como lo señalas) más que el del rival.

• Salir a la cancha con un aparente y ofensivo 4-3-1-2, pero a la primer muestra de riesgo sacrificar un delantero para darle cabida al “creador”, que tiene el mandato irrevocable de darle más actitud de marca al medio.

Hay una vena ideológica donde se cree que defender es un arte mayor y que ser ofensivo es orillar la izquierda lírica del fútbol; o un eterno e inútil homenaje a esos quijotes del fútbol que se encarnan en Menotti, en Cruyff, en Grigol, etc. El fútbol de la década del 2000 adquiere mecanismos hiperestratégicos que desembocan en predecibles modos operandis donde lo único que se destaca en cancha es un fútbol discreto, de escaso juego y de modesta técnica. En los intersticios de esta tibieza futbolística bulle de una manera cínica la enorme maquinaria que mueve innumerables millones de dólares y todo a nombre del rancio y demagógico romanticismo del fútbol. Por eso estoy de acuerdo contigo: El fútbol ha muerto, el Madrid vive.

Por último, dame permiso para que reproduzca tu texto en mi blog: (http://lapalabraesferica.blogspot.com)

Cubiteleros dijo...

QUINTA: (DEL OBJETO).- El objeto del presente contrato, sin que medie presión, dolo o vicio del consentimiento, radica en que las partes contratantes, por así convenir a sus intereses, mediante concesiones recíprocas y con el fin de dirimir controversias, divergencias, acuerdos, colaboraciones, suscribciones y proscribciones sobre los antecedentes ya citados en la cláusula precedente, ausente o sucedente, convienen que:

El señor Chirstian Vera, representante legal de lal blog lapalabraesferica.blogspot.com álias sin referí, está habilitado a reproducir cualquier texto futbolero, más o menos futbolero o no futbolero del blog el-lar.blogspot.com , sin pedir permiso alguno de aquí en otrora a los redactores y monopolizadores del sitio de marras, permiso otorgado poluta y legalmente por Cubileteros P.A. bajo la representación legal de Andrés Eduardo Pedro Jesús aCosta de Durrelo Flores, representante legal de la institución, perito en litigios, formas, diatribas, quilombos, falluteadas, desplantes, reyertas y demás, y el consiguiente miembro sustractor y optimistamente próximo colaborador del blog teniente en ciernes.

De manera voluntaria, libre y espontánea, con la aceptación de las partes celebrantes, sin que medie vicio o error del consentimiento, bajo el presente acuerdo, cerramos la perorata, creámdo un vínculo potente y maleable de aquí en adelante entre ambos espacios blogeros a apartir de los volubles y vinagreros apetitos de los representantes legales anteriormente denotados.

Sin que medie pendejo notario ni ningún cojudo concertador o legitimador, nos jodemos por el ende de la palabra suscrita de aquí en menos, hasta cuando medie nuestro boludo y temido resquemor, negación o humor vítreo, saludos y hasta en más,

Los Cubileteros en la fila firmantes (aguardando la temeraria y suculenta firma del arrribasugeridocontaparte)

lapalabraesferica dijo...

Entre los suscritos a saber Yo Christian Vera (director de SIn Referí), mayor de edad y hábil por derecho firmo al pie de su firma y optarè por tomar textos del quien en adelante se denominará el CESIONARIO: el lar de los conformes disconformes identificado como aparece al pie de su firma, quien en adelante se denominará el AUTOR-CEDENTE, han convenido en celebrar el siguiente contrato de cesión de derecho de autor, sujeto al siguiente clausulado: PRIMERA. OBJETO: el AUTOR-CEDENTE transfiere de manera total y sin limitación alguna (3) al CESIONARIO los derechos patrimoniales que le corresponden sobre la(s) obra(s, por el tiempo que establezca la ley nacional e internacional y sin perjuicio del respeto al derecho moral consagrado en el artículo 11 de la Ley de derechos de autor concordante con el artículo 30 de la Ley 23 de 1982. En virtud de lo anterior, se entiende que el CESIONARIO adquiere el derecho de reproducción en todas sus modalidades, incluso para inclusión audiovisual; el derecho de transformación o adaptación, comunicación pública, distribución y, en general, cualquier tipo de explotación que de las obras se pueda realizar por cualquier medio conocido o por conocer.SEGUNDA. CONDICIONES Y LEGITIMIDAD DE LOS DERECHOS: por virtud de este contrato, el AUTOR-CEDENTE garantiza que es propietario integral de los derechos de explotación de la(s) obra(s) y en consecuencia garantiza que puede contratar y transferir los derechos aquí cedidos sin ningún tipo de limitación por no tener ningún tipo de gravamen, limitación o disposición. En todo caso, responderá por cualquier reclamo que en materia de derecho de autor se pueda presentar, exonerando de cualquier responsabilidad al CESIONARIO.

El señor Chirstian Vera, representante legal de lal blog lapalabraesferica.blogspot.com álias sin referí

Mario Murillo Aliaga dijo...

Joaquín: gracias por el comentario, en verdad el desánimo del artículo se debía a la reacción inmediata frente al triunfo del Madrid. Esperemos que el fútbol recupere su belleza prontamente.

Anónimo: me gustó mucho tu comentario, está bueno lo de los científicos italianos. Con lo único que no estoy de acuerdo es con tu afiliación clubística.

Machito: que se jodan los que se alegran (sabemos bien quiénes son).

Cristián: creo que a través del cierre de tan firme contrato, estás totalmente autorizado a reproducir el artículo, es para mí un privilegio. Un abrazo compañero.

pequeñoIbán! dijo...

Bueno no tengo ni idea de fútbol. Mi ánimo hacia el vencedor d ela liga se limitó, puesto que vivo en Madrid, a desear que fuera el Barcelona. Pero me tocó tragarme toda la celebración, ¡qué le vamos a hacer!

El pelotero de siempre dijo...

¿De nuevo cruzan temas?

Ya pues, admitan de una vez que son el mismo equipo, se nota.

Diseccionadores=Cubileteros, ya lo sabemos hace rato.

Anónimo dijo...

la foto es de rensenbrink con el dorsal 15 no de cruyff que llevaría el 14. me ha salido buscando fotos de cruyff. a pesar de esto, es una gran foto de un gran jugador.