sábado, junio 28, 2008

La Unión Europea o el testimonio de la vergüenza universal

Las noticias sobre la nueva política de inmigración de la Unión Europea no me extrañan en absoluto; de hecho, no hacen sino confirmar la lógica viciosa que ha llevado a cabo este continente con respecto de sus relaciones internacionales en los últimos… que sé yo… ¿mil años? No importa, hablemos de los últimos cuatrocientos.

No protesto contra el hecho de que ese pequeño apéndice de Asia se haya caracterizado por ser, de lejos, el continente que más ha masacrado, saqueado, explotado, mamado, evangelizado, torturado, manipulado, quemado, azotado y violado a propios y extraños durante la historia del triste milenio que acaba de pasar. No protesto tampoco contra el ingenio y el genio del espíritu occidental que ha construido armas brutales capaces de someter a toda cultura de “salvajes” y paganos que adoran a la Tierra en vez de explotarla y violarla para construir armas más y más poderosas para destruir o provocar miedo de una manera más y más monstruosa. No protesto contra el hecho de que la ambición haya llevado a esclavizar a los oriundos de los diferentes territorios conquistados para que extraigan la materia prima de lo que hizo que hoy por hoy sean ricos, desmesuradamente ricos, innecesariamente ricos; se podría llamar astucia o fuerza bruta como ocurre entre los animales de la sabana africana. No voy a protestar tampoco contra el hecho de que, una vez desollado y saqueado el resto del mundo, cierren sus puertas, amurallen sus burgos y traten como ser de tercera clase a cualquier persona que quiera venir a recoger del suelo las migajas del festín. No protesto tampoco contra el hecho de que hayan impuesto a fuerza de espada SU visión del mundo al resto del mundo y de que no hayan sido capaces de aprender absolutamente nada de sus colonias y que, más bien, hayan hecho todo lo posible por exterminar esas cosmovisiones. No protesto contra el hecho de que, a su partida, TODOS los lugares donde han sembrado su visión podrida por el miedo, se hayan quedado infectados y víctimas de problemas sociopolíticos irresolubles, eso forma parte del juego incruento de la historia.

Lo que si me parece escandaloso, asqueroso, imperdonable es la pose: sí, eso sí. ¿Por qué joden y machacan a todos los hombres y mujeres del pasado, presente y futuro con estupideces de carácter universal? ¿Por qué dicen basar sus acciones sobre valores UNIVERSALES de humanidad? ¿Derechos humanos? ¿Ilustración? ¿Revolución francesa? ¿Mayo del 68? Son vergas: Por qué no nos dicen: Somos (hemos sido) asesinos más eficaces que ustedes y por eso les vamos a quitar todo, hasta la dignidad y luego no les vamos a convidar ni el olor de un pedo de lo que comamos en nuestras cómodas casitas con la salud y vida eterna asegurada (aburrida pero asegurada). Eso sí que me llega al huevo. Que vengan y te hablen de “principios” universales: que sea Jesús, el Progreso, la Razón. Nada: Tenemos la espada más grande, el palo más grande con el clavo más grande y eso duele más: Dame todo lo que tienes. ¡Esto es un asalto a mano armada! ¿Acaso los ladrones comparten el botín con las víctimas de su obrar? Que me digan que no nos metamos con ellos porque son capaces de matar más de cien millones de personas en un lapso de treinta años. Eso sí me asusta. Que me digan que no quieren sudacas y africanos porque prefieren botar comida que verlos comerla en sus calles. Que me digan que los diamantes del Congo y que la plata de Potosí han sido extraídos con extrema e inhumana brutalidad para que sus anoréxicas y drogadictas vedettes no se acomplejen en la alfombra roja. Pilla y protege. Pilla y olvida. Olvida y disfruta. Que digan eso sería mejor que el hecho de que estén hablando de valores que implican a la humanidad entera, de otra globalización, de reducción de la pobreza, de Derechos Humanos, de ONG´s, de OMS. Bien decía un historiador chino cuando le preguntaban qué opinaba de los resultados de la revolución francesa: “Es muy pronto aun para saber”.

Desde mi punto de vista, la deuda que tiene Europa con el resto del mundo es tan grande que ni intercambiando situaciones socioeconómicas entre los países de Europa y el tercer mundo llegaríamos a una equivalencia. Pero, lo sabemos, ese no es el estilo, ni la tendencia que viene siguiendo en los últimos siglos el ilustre y voraz continente que, a mi juicio, la universalidad que transmite al mundo es más la de la vergüenza, el miedo y la mezquindad que la de cualquier “valor”.

12 comentarios:

Iñaki Arbeloa dijo...

Hostias Diego, das duro. Mal que me pese soy europeo. He sido educado en su cultura y... tengo que darte la razón. Hoy son los tiempos en que pesa más esa Europa deleznable que se apropia de la Ilustración. Poco se puede añadir.

Quizás añadir algo que entendí hace algún tiempo: No confío en la humanidad, confío en el ser humano con nombres y apellidos. Y aunque no se hagan notar mucho, están repartidos por todo el mundo.

Abrazos...

(Diego Loayza) Oneiros dijo...

Iñaki, no olvides que hablo de Europa en tanto que una Institución, o conjunto de instituciones... como bien vio Georg Simmel, la modernidad consistió en la separación de las formas sociales devenidas en fría institucionalidad separada de los individuos. Sería un un gran hijo de puta si me quejo de los individuos que pueblan Europa: he tenido la oportunidad de conocer muchos y de gran calidad humana.

Yo me refiero al Monstruo, a la máquina y a los monstruos creados por la actividad prometeica del continente que te vio nacer.

Eso no quita que Europa ha aportado maravillas y de inconmensurable aporte a la humanidad. Vamos, sería una perogrullada hacer un inventario. Por eso creí necesario mostrar también la otra cara de la verdad.

Felicidades por el título contra Alemania y te estamos recordando cuando vemos la farra en la Plaza Mayor, etc.

Un abrazo

faraway dijo...

Me gusta tu espíritu. ;)

Anónimo dijo...

Estaba leyendo chino y me has hecho dar ganas de levantar mi puño...

Pero la historia también es también como una crónica de mágicas batallas entre seres gigantescos que se llaman países o continentes...


Obvio, no por eso vas a decir: lo dejo ahí a mi personaje....

Anónimo dijo...

Comparto con Iñaki; das duro y mercido, sin embargo esa forma de proceder no es exclusiva de Europa. China, Japón, la URSS y las religiones monoteístas intentaron por los medios más brutales imponer su forma de visión del mundo. Lo único que queda por hacer en esta parte del hemisferio es desarrollarnos y proguezar. Los crímenes que se cometieron contra estas tierras son incomensurables pero que eso no sea excusa para no crecer, a su ves expreso que de este subdesarrollo toda la culpa no la tienen los demás paises, una gran parte recae en nosotros mismos.

Fernando Biadós

(Diego Loayza) Oneiros dijo...

Si, es verdad Nando, el ser humano por lo general ha sido nefasto en cuanto accede al poder y culpar de todo a causas exógenas no explica por qué Costa Rica está mejor que Bolivia o Nicaragua habiendo sido ambas víctimas de la colonia y sucumbido al imperialismo occidental. Por eso mi crítica radica sobre todo en la doble moral que ha generado esta modernidad humanista... que a la larga, ha generado más miseria y horror que las hazañas de Genghis Khan.

LoRbAdA dijo...

Amén. Una PUTA VERGÜENZA. La visión de Europa como un sitio progresista y moderno es ridícula.
La UE y USA son egomaníacos por naturaleza y no son capaces de ver más allá de sus narices. Y no hablo del pueblo llano... hablo de los polítuchos a los que se les llena la boca con la palabra democracia, justicia y solidaridad mientras comen caviar iraní y beben don perignon.

(Diego Loayza) Oneiros dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
(Diego Loayza) Oneiros dijo...

Lorbada: Gracias por el comentario, como te dije en pescotis, lo que envilece a los humanos es el Poder y, la ecuación parece ser: a más poder más envilecimiento. Tragedia humana la nuestra.

La Puta del Vaticano dijo...

Los únicos valores que se defienden en Europa son los del consumo y la posibilidad de pasar de la clase media (esa casposa aburguesada que con sus votos sostiene el sistema) a la alta burguesía. Nada más. :Los servicios públicos de países como España empeoran día a día (colegios públicos que se privatizan, hospitales a los que se le rebaja la financiación poco a poco) y en Europa entera triunfa el eje Francia-Italia: la casposa xenofobia de berlusconi ha llegado ya a España, donde hemos tenido que escuchar al Ministro de Trabajo e Inmigración ( ojo!, Trabajo e Inmigración, se vuncula la inmigración sólo con el trabajo, tratamos a los sudamericanos y europeos del este que vienen a trabajar a España sólo como los trabajadores que cubren los puestos que nosotros no queremos), pues bien, este tipo, ha llegado a decir que en España tendríamos que reducir a cero la entrada de trabajadores extranjeros por la crisis. Hoy mismo, el lider del PP (partido conservador en la oposición en el que cada vez mandan más los neocons) ha tenido los cojones de decir que no le gusta que haya miles de extranjeros que cobran el paro (la compensación económica de los que se han quedado sin trabajo) mientras que hay españoles que se van a trabajar fuera. Podría seguir, tendría que mencionar las políticas nazis (no son solo xenófobas, van mucho más allá: se queman campos de chavolas de poblaciones gitanas, el ministro de exteriores italiano hablaba de pagarles a los gitanos para que volvieran a la India) y no acabaría nunca. EN todo caso, lo único que parece que podeis hacer desde ese lado del atlántico en el que estais es resistir. Los de aquí de momento solo se nos permite quedarnos atónitos, europa se deja llevar, y los que nos resistimos, al final, acabamos marginados.

EN fin, un saludo!

(Diego Loayza) Oneiros dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
(Diego Loayza) Oneiros dijo...

Distinguida meretriz eclesiástica: Gracias por el apoyo y la apertura ante un tema como este... Ahora las cosas están tan mal adentro que por un momento habíamos olvidado que había un afuera.