domingo, junio 08, 2008

"My Blueberry Nights" o una empalagosa travesía norteamericana de Wong Kar-Wai


Un cineasta de la talla de Wong Kar-Wai no pasa desapercibido, sus trabajos han creado un legado que lo coloca hoy entre los directores más reputados del mundo entero, cada nueva obra crea una expectativa entre críticos, espectadores y fans repartidos por todo el orbe, desde la aparición y difusión de “In the Mood for Love” el nombre de Wong Kar-Wai fue calando paulatinamente en las mentes de los amantes del buen cine, justificando esa fama en los que desconociendo su pasado hicieron retrospectiva y descubrieron a un genio en estado puro, no ha un cineasta afortunado que había creado una joya sin contexto, sino a un autor magnífico que finalmente había creado la joya que le permitiera hacer que toda su obra anterior fuera justamente reconocida más allá de los círculos de críticos y expertos en cine de autor.

Obviamente, este florecimiento provocó grandes ansiedades en torno a que era lo próximo que produciría el brillante director hongkonés. El 2004 llegó “2046”, una obra que seguía la estela, la temática, la estética y al personaje de la loada “In the Mood for Love”. A muchos les fascinó la recurrencia de Wong (entre los cuales me encuentro), entendiendo que una etapa de su filmografía o un círculo de su narrativa esa congraciada y culminada con esa joya, para otros pese a su inmaculada hechura fue una realización redundante que no colmaba las expectativas puestas en él.


Lo que causó esta disyuntiva en torno a “2046” fue el postergar tácitamente el debate hasta ver a donde se dirigiría el tren creativo de Wong, que fue a dirigirse hacía “My Blueberry Nights” , película estrenada en Cannes del 2007.

Un año después de ese evento me tocó la satisfacción de enfrentarme a tal filme, habiendo tratado, desde su premier, alejarme de las repercusiones que se dieran en torno a la película para mantener mis juicios y mis expectativas intactas y no manipuladas. Lo único que pareció impregnar mi percepción sobre la cinta, era que ésta no había creado gran revuelo en los círculos cinéfilos.

Mis impresiones desde los primeros fotogramas me remitían hacía el pretérito fílmico del director; el manejo de los colores, la cadencia de los paneos, la búsqueda de intrincar las imágenes con los sonidos, personajes heridos y con cicatrices abiertas por tiempo, todo se remontaba a las maneras y temáticas patentadas del cine de Wong, lo cual no podía sino el regocijarme como espectador y como fan del cineasta.


Con el transcurrir del metraje mi entusiasmo fue disminuyendo, no así la belleza de las imágenes, pero si la recurrencia de los motivos clásicos de Wong, en un entorno ajeno y poco desentrañado, con unos personajes sin enjundia e incapaces de causar empatía (quitando quizás a Jude Law, quien encarna al personaje más envolvente de la película), personajes tibios en circunstancias conocidas, en parajes desconocidos, una mezcla de Wong con sus más confusas influencias de Godard y Wenders, dictadas a una musa (Norah Jones) que no transmite ni el pathos, ni la hierática expresividad de los héroes y heroínas del hongkonés.

Todo este desconcierto finalmente deriva en algo que jamás había sido un rasgo de la filmografía de Wong Kar-Wai, un final predecible y hasta un tanto empalagoso, como me imagino que será comerse entera una tarta de arándanos. El resultado de “My Blueberry Nights” nos otorga un “Chunking Express” sin vértigo, como si fuera un espejo insulso, distorsionado y extrapolado de ésta, con personajes impávidos que juegan a ser interesantes sin serlo y sin extrañar al magnífico Chris Doyle, ya que Darius Khondji cumple a la perfección tras la cámara; lo que si se extraña es ese entrañable bar llamado California con un Tony Leung, detrás de la vidriera, impaciente y descorazonado, esperando a la inefable Faye Wong, que quien sabe cuando se dignará en aparecer.


14 comentarios:

poemas dijo...

Muy interesante su blog, bonitas imagenes, yo no conocia a Wong Kar-Wai hasta que encontre su blog :-)

Saludos!

Juniper Girl dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juniper Girl dijo...

dios! has dado exactamente con mis pensamientos... En especial que Norah Jones no es la nueva Faye Wong, aunque compartan circunstancias similares (cantante en su primer papel de actriz) . Nunca pensé que pasaría aún así alabo su esfuerzo en Occidente, pero la verdad que prefiero su corto para BMW. Chequealo y me dices.

Alvaro G. Loayza dijo...

Poemas, gracias por tu comentario, esperemos que sigas visitando nuestro blog y me alegra que por nuestra vía hayas descubierto a Wong Kar-Wai que de seguro sus películas serán una muy grata travesía que recorrer.

Juniper, que bueno que tus percepciones se parezcan a las mías, y efectivamente el corto de la BMW es una experiencia occidental mucho más satisfactoria, me encantó ese corto, pareciéndose menos a él mismo, es más él mismo. Y un tema que obvié en el post es la música que creo que pese a que no están mal las canciones de Jones, la elección musical es bastante pobre dados los estándares de WKW (ahí puedes encontrar otra analogía, al usar canciones interpretadas por Jones, como lo hizo con Faye Wong en Chunking). Ya me dirás que piensas.

A ambos muchos saludos desde La Paz!!!!

(F) dijo...

EL COMANDO CENTRAL FROTACIONISTA DECLARA QUE:
1. Wong Kar Wai es el mayor timo de la historia reciente del cine.
2. Que su poética lisonjera y aduladora, confeccionada para hacernos sentir sensibles, refinados y recontra-chic, merece nuestro desprecio.
3. Que se emprenderán acciones de sabotaje contra sus estúpidos filmes cada vez que se estrenen en alguna de nuestras ciudades de influencia.
4. Que basta ver "In the mood for dope" en la televisión para darse cuenta de que Wong Kar Wai es un publicista, es decir, alguien que quiere vendernos algo.
5. Que el principal producto a la venta en este caso es la marca "Wong Kar Wai".
6. Que esos reaccionarios y cadenciosos paneos y travellings por los que sus fans pierden las bragas constituyen -en el fondo y en la forma- una sutil y empalagosa exaltación del capitalismo: la cámara acaricia la mercancia (chicas incluidas), una mercancía que se nos presenta lacada, barnizada, llena de brillo y envuelta -estrategia publicitaria por antonomasia- en sentimientos de nostalgia por el amor perdido, de deseos latentes a pesar del tiempo y la distancia.
7. Que, pensándolo mejor, quizás no sea necesario sabotear sus películas, puesto que el propio WKW ya se sabotea solo.
8. Que Wong Kar Wai ni siquiera merece el empleo de la violencia.
9. Que basta con ignorarlo, que basta con ver cómo va naufragando poco a poco, chapoteando inútilmente en el fango de sus propias muecas de adulador profesional.
10. Que el Comando Central Frotacionista habilitará pronto un centro de rehabilitación para los fans de WKW en las gélidas montañas ecuatorianas.
11. Que el Comando Central Frotacionista habilitará pronto una fosa común para aquellos que no consigan rehabilitarse.
12. El que hace la revolución a medias cava su propia tumba.

(Diego Loayza) Oneiros dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
(Diego Loayza) Oneiros dijo...

Es verdad que entre el frotacionismo y la propuesta de WKW hay un abismo cuando de ética estética se trata. Un buen frotacionista debería aborrecer los fabulosos vestidos de Maggie Cheung así como el pulquérrimo fan de WKW se sentiría amenazado ante las sandalias de Condorito...

Juniper Girl dijo...

¡Jajajaja!

Alvaro G. Loayza dijo...

Preguntó ¿ustedes creen que los hermanos Herbas Camacho sean candidatos a ser recluidos en las gélidas montañas ecuatorianas para su rehabilitación?

Juniper Girl dijo...

Sigo con mis actividades anti-comando frotacionista. Diría que con la última creo que paso directo a la fosa común.

Juniper Girl dijo...

Me prestas este artículo para el blog?

Alvaro G. Loayza dijo...

Autorización concedida.

Alvaro G. Loayza dijo...

Pero agrégales nuevas fotos que tu elijas, vale?

Juniper Girl dijo...

Vale, acabo de publicarla pero solo le he colocado una foto que creo que vale por varias. Sólo por esa imagen quería ver MBN, lástima que a mi me decepcionara.

Saludos ^^