viernes, junio 20, 2008

Domenech, Haedo, Cristiano y Adriano o un puñado de comentarios sobre recientes vergüenzas futboleras

• Domenech debe abandonar la selección francesa después de una penosa performance futbolera durante la Eurocopa confirmando lo que se intuía en la primera fase del mundial de Alemania: que Francia pocas veces jugó tan mal que como al mando de Domenech. Otros podrán alegar que llegó a la final del mundial que jugó ante Italia, pero eso no es cierto, Zidane llegó a la final del mundial y Zidane también decidió perderla, si alguien tenía ese derecho era él. Domenech ha sido nefasto para Francia, no en una lógica resultadista, sino en su afán de jugar un fútbol horroroso (como fueron los partidos ante Suiza, Corea y Togo en el mundial, así como los partidos ante Rumania e Italia en la Euro actual), y de realizar un acto sumamente negativo y perjudicial, que nunca debería hacer un seleccionador, que es el de no llevar a sus mejores jugadores como Trezeguet, que fue sin duda el delantero francés más en forma de toda la temporada. Gomis y Anelka, dejaron patente que la lectura del Tarot no es la mejor consejera a la hora de dirigir un equipo de fútbol. Dentro de la circunspección de la derrota, Francia podrá festejar, si finalmente se libran de Domenech.


• El fútbol es un universo paradójico. Todos alaban el tesón y la valentía del jugador paraguayo, la raza que este tiene y como eso se ha consolidado en una selección triunfadora que apunta sin mucha dificultad a su cuarto mundial consecutivo. Pero la paradoja aparece después de la derrota sufrida el miércoles pasado con Bolivia, el primero perdió con el último, pero la paradoja no es esa, sino la majadería mostrada por algunos de sus jugadores sobre todo por Nelson Haedo Valdez, jugador del Borussia Dortmund alemán y anotador de uno de los goles de su selección. El delantero aludió que jugar en La Paz “Es inhumano, no te daba el aire, se debería prohibir” y añadió “Eso no es fútbol, uno tiene que adivinar adonde va la pelota”. Es lamentable que un jugador con reputada trayectoria y con un linaje tan bravo de internacional paraguayo venga con excusas por una derrota, que sino lógica si era posible. Además de entristecerme por como un par de jugadores pueden crear máculas en una impecable imagen de idiosincrasia y valentía futbolera, como la que ostenta Paraguay, me pregunto por qué la prensa no les consultó a estos lloricas por qué creen que Colombia y Chile sacaron excelentes y humanos resultados en un terreno donde lo que se juega es un trasunto del deporte de Maradona y Pelé. Otro penoso ejemplo de este tipo es el que mostró el portero Orión de San Lorenzo que no paró de quejarse de la altura y hacer un verdadero melodrama en vez de celebrar la victoria de San Lorenzo en Potosí. ¿De que se habrá quejado al haber sido el indiscutido cancherito y responsable de la eliminación de su equipo ante la Liga de Quito, y no en la altura de Quito (aunque también) sino en el impecable gramado del Nuevo Gasómetro donde le cedió un gol a Bieler por hacer jueguito en una situación de riesgo? 


• Ayer Alemania eliminó sin atenuantes a su homólogo portugués. La escuadra lusa llegó a la Euro como gran candidato sosteniendo su postulación en Cristiano Ronaldo, el jugador más en forma del mundo y campeón de Inglaterra y de Europa de clubes. Pero Cristiano llegó a la Euro no con afán de jugar fútbol, sino de desconcentrar el campamento portugués con el culebrón del verano que es su deseado y presunto alejamiento del Manchester Utd. para pasar al Real Madrid. Tanta rimbombancia y pompa le otorgo Ronaldo al asunto, que se olvidó que para ganarles a los alemanes no hace falta un par de piques y de gambetitas, sino un gigante esfuerzo futbolero individual y colectivo. Las esperanzas en el depositadas se iban desvaneciendo minuto a minuto, y por ende una Alemania sin técnico y con estrellas de escasa calidad técnica derrocó al talentoso Portugal y su desubicada y descentrada estrellita. Quizás hubiera hecho bien Ronaldo en contestarle el teléfono a Ferguson, ya que por lo visto bajo su tutela y consejo Cristiano luce más en la cancha, aporta más a su equipo y termina ganando trofeos en la grama; no así portadas en la prensa amarillista.


• El miércoles por la noche hubo una reedición del clásico sudamericano por excelencia: Brasil-Argentina, y hubo decepción, doble. De los argentinos por no haber aprovechado una situación inmejorable para derrotar a los verdeamarelhos en su reducto. De los brasileros por la terrible imagen futbolística que mostraron en la cancha, liderada por Adriano, un jugador que es bueno para quejarse (como cuando lo pusieron en la cancha muy tarde contra Paraguay), muy bueno para beber (por lo que su carrera en Europa se truncó) y excelente para ser el jugador más sucio de la cancha ante la imposibilidad e impotencia de marcar goles. Adriano fue el epítome de un Brasil que no juega, sino que pega, y lo contradictorio es que ni Lucio ni Juan son los más sucios, sino Adriano, su centrodelantero, quien alevosamente hizo faltas arteras y reiteradas, todas bajo el paraguas del penoso arbitro Oscar Ruiz, quien no hizo más que fomentar el juego sucio y medir con baremos muy distintos la brusquedad de Argentina y de Brasil, favoreciendo siempre el reprobable y nada bonito jogo de los segundos. 

8 comentarios:

Sebastián Cárdenas dijo...

Ojalá que los dioses del fútbol se confabulen para que Brasil no clasifique al mundial. Vamos a rezar todos juntos. Y que se jodan.

lORbADA dijo...

Tienes razón en lo de Cristiano Ronaldo. No sabe aún lo que es cargarse un equipo a la espalda y sacar un partido crucial. Esperemos que cuando venga a España no le dé por irse de fiesta y putas por Madrid, que es lo que les pasa siempre a todos los Cracks.

Mario Murillo Aliaga dijo...

Buen artículo Alvarex. Tus ejemplos son guiños del lado más horrible del fútbol, ese lado marcado por el miedo, la turbiedad y la impostura. Para reflejar ese lado, no quedaría mal un afiche protagonizado por Domenech, Blatter y Cristiano, todos posando orgullosos, con la polera del Madrid en el pecho.

(Diego Loayza) Oneiros dijo...

Ya me llega demasiado a los huevos que sigan y sigan jodiendo con el tema de la altura: es que eso es lo que han provocado los cabrones de Pelé, FIFA, Flamengos y Cia. Con sus amenazas de vetar la altura (una o dos veces) se ha constituído en una amenaza constante y eterna para el futbol de altura, en una excusa por excelencia para los jugadores vedettes y los técnicos ignorantes que no quieran venir "a poner en juego" su salud a un país como Bolivia: nos quieren decir: SE PUEDE JUGAR PORQUE NOSOTROS LO PERMITIMOS, CUALQUIER RATO PODRIAMOS PENSAR DIFERENTE y LISTO, SE VAN A TOMAR POR CULO. Se ha legitimado una protesta ilegítima.

La ignorancia se erige en razón y la tiranía en justicia.

Ojalá hubieran vetado o comentado sobre lo inhumano de la altura cuando se trataba (y se trata) de extraer minerales.

Y guarda que Brasil no vaya al mundial porque así van a vetar (o sugerir el veto de) Asunción, La Paz, Quito, Bogotá, Caracas, etc, etc y las eliminatorias van a tener que jugarse todas en el Maracaná bajo la estricta supervisión de los ejecutivos de Nike.

Alvaro G. Loayza dijo...

Juanito, como en la ancestral mitología griega debe haber un castigo divino, o una Nemesis contra la desmedida embriaguez y traición que han perpetrado Texeira, Dunga y Cia.

Lorbada, veremos como termina finalmente el culebrón Ronaldesco y desvelar finalmente si Cristinao es antes una vedette o un jugador de fútbol.

Frichi, el fútbol tiene cosas hermosas y drámaticas como puede ser el partido Turquía-Chequia, pero lamentablemente los episodios del lado oscuro son más propensos, que los marcados por ocasionales maravillas que ocurren en el campo.

Cholo, entiendo tu indignación. El llorique no me parecería raro si viniera de Texeira o de Passarella, pero venido de jugadores paraguayos me parece doblemente penoso, una traición a tu tradición.

Por lo visto a cada uno de ustedes les llamó la atención una de las vergüenzas, curioso. Saludos y abrazos desde Lapazcity!!!

fernando dijo...

Gran artículo alvarex, respecto a lo de Domenech (el astrologo) queda claro que el gran nivel de Zidane, Vieira y Makelele llevaron a francia a la final del 2006 pese a la los oráculos de su técnico; otro triunfo del fútbol ante sus confabuladores que en este caso son identificables. Ahora a Haedo vendría bien aclararle que Los Chilenos son humanos comunes y corrientes, pero no creo que el fútbol paraguayo combativo (no de patadas, sino de juego) se vea manchado. Y de ronaldo que te puedo decir otro ejemplar de la tribu de David Beckham y (me ganaste la pulseada) Henry buenos para el show pero a la hora de tomar la gloria corren.

Iñaki Arbeloa dijo...

Voy a despojarme del pijama de la euforia y a comentar asuntos mortales, jajajaja...

Es triste ver en lo que se ha convertido el fútbol de hoy. Demasiados agentes externos quieren dictar sus propios designios. Y así, tenemos a seleccionadores más preocupados por su próximo matrimonio que por los jugadores a convocar, a jugadores, más preocupados por la altura que por respirar, a emergentes estrellas más preocupadas por asegurarse de ser fuegos de artificio a perpetuar su big-ban, a emperadores que olvidaron que lo que hay que meter en la portería no es al rival.

Y podríamos seguir con todos esos ídolos caídos que hacen del fútbol una Grecia en ruinas, un montón de piedras con tan sólo historia. O no. Tal vez todavía nos quede algo. No lo digamos muy alto. Susurremos su nombre: Cesc... ¿Quién se acuerda de la furia?

Alvaro G. Loayza dijo...

Nando, como tu bien dices a los confabuladores, tipo Domenech, del fútbol muchas veces (ojalá fuera siempre) se les agota el discurso y quedan con el culo al aire.

Iñaki, primero el enhorabuena muy sentido desde el páramo por la selección española, y bueno ahora quizás un poco más alto (y que putas, con derecho a quedarse afónicos, sobre todo ustedes) Cesc, Iniesta, Xabis, Silva, Cazrola y modulando un poco el acento y tomando una enorme bocanada de aire Senna. Hoy las ninfas del fútbol curan la resaca en paz, el toque (por ende el buen fútbol) no sólo gustó, sino que gano, desafiliando a todos esos que no se cansaban de "enaltecer" su superfluidad.

Abrazos a ambos!!!!