martes, abril 08, 2008

Paul Scholes, o la comidilla de los no consumidores de portadas


El otro día me fue muy grato el escuchar a un amigo, futbolero a rabiar, que recontaba unos comentarios que había oído referentes al apabullante triunfo del Man U. contra el Liverpool 3-0, la versión decía que mientras Cristiano Ronaldo llena todas las portadas de los diarios y revistas, los que saben de fútbol tienen la boca llena hablando de lo bueno que es Paul Scholes. Esas palabras me dejaron el gusto hecho miel y el alma apaciguada; no porque no admire los malabares de Ronaldo, su formidable atleticismo y su voracidad goleadora, lo que lo encarama, hoy, recalquemos, hoy, o a la fecha, como el mejor jugador del mundo.

Pero el tema con Scholes es diferente, el “Colorado” es de esos jugadores que no tienen precio, que están por encima de la fama y de la fortuna, pero de lo único que nunca están encima es del fútbol, porque los jugadores como Scholes, ellos son el fútbol. Hay tan pocos como él, esos silenciosos bregadores que lo hacen todo bien, que juegan, que luchan, que marcan, que pasan, que convierten y nunca se llevan los flashes y las portadas, pero para los que buscan en el fútbol algo más que glamour, golazos, filigranas o resúmenes de sportcenter, provocan admiración y devoción, por no decir que nos convierten en babosos como el perro de Pablov.

Cada pelota que pasa por los pies de Scholes se nutre de jerarquía, el plantel que lo ostenta reboza de consciencia de equipo, cada movimiento colectivo en el que participa rezuma nociones y dimensiones clarividentes de juego y la fortuna de todo esto acumulado lo vive el Manchester United, por años de años.

Scholes tuvo la suerte de tener maestros del calibre de Roy Keane (a mi entender uno de los tres mejores medio centros de los últimos veinticinco años) y Paul Ince; hoy en cambio, en palabras del mismísimo Vader, el ya no es un aprendiz sino el maestro y su legado no sólo llega a Carrick, Hardgraves o Anderson, sino que los frutos de su enseñanza ya están en los fueros futbolísticos más internos de Lampard y de Gerrard, que ni con sus inmensos dotes y categoría han podido hacer olvidar en el mediocampo de selección al pequeño carirrojo y su inconmensurable personalidad futbolística.

Lamentablemente Inglaterra perdió muy tempranamente para sus filas a Scholes como a Shearer, quizás dos de los jugadores que mejor entendieron que era vestir un escudo con tres leones, como en el pretérito no muy lejano fueron Gascoine, Ince y Adams.


Afortunadamente el Manchester United y Alex Ferguson lo siguen disfrutando, sano, recuperado de su lesión en el ojo, y con resultados más que comprobados que cuando él y su otro compinche de estirpe y trayectoria, Ryan Giggs, están en la cancha, el camino al triunfo siempre es más corto y expedito.

Pese a estar muy lejos de ser adepto de los muchachos de Old Trafford no puedo evitar mi insoslayable admiración por la gente que sin bombos y platillos engrandece con cada pase, con cada remate, con cada foul ese difuso sentimiento llamado fútbol, por eso hago esta loa al gran Paul Scholes, al cual no sin un afán polémico me atrevo a colocar entre los diez mejores jugadores que ha engendrado su historia futbolera la pérfida Albión. En la ruleta o en la cancha por siempre “Colorado” el dieciocho.

7 comentarios:

fernando dijo...

Scholes es un volante inglés clásico de gran pegada y buena marca. Tan clásico que resultó irremplazable. Sus capacidades futbolísticas lo encasillan permanetemente en la titularidad del United y en el equipo ideal de cualquier amante del futbol que sueñe en armar un plantel que se distinga por su entrega en la cancha. La selección de la rosa aun lo extraña de eso estoy seguro.

Pd: Algunos goles los festeja a lo Shearer, levantando la mano y corriendo hacia su público.

Fernando Biados

Alvaro G. Loayza dijo...

Nando, no me había percatado de lo de la mano derecha, por lo visto entre sus maestros, por lo menos en lo de hacer goles, lo tuvo al bueno de Alan. Y me encanta lo que tu dices, "tan clásico que resultó irremplazable", hay jugadores así, son tan buenos que en vez de dejar una herencia, dejan un hueco en la cancha.

Un abrazo!!!!

lORbADA dijo...

Creo que tanto en el fútbol como en el cine o la música siempre hay grandes artistas y luego están los que más portadas tienen y más dinero ganan.
Es mejor actor Tom Hanks que Gary Oldman por cobrar más pasta por ejp?
Es mejor músico Ricky Martin que Paco de Lucía por salir más en la tv?

Saludos

Alvaro G. Loayza dijo...

Estoy contigo lobarda, esto pasa en todo lo que se podría llamar el espectáculo, Beckham en el fútbol es un jugador bueno, de eso no pasa, y se lo tiene como un superstar. ¿Cuántos escritores magníficos están en el olvido de las estanterías cuando Paulo Coellho infla sus cuentas bancarias? Quizás es en la literatura donde más abunda este fenómeno al que tu aludes, aunque es todas pléyades pasa un poco de lo mismo. En el cine un caso tan patente, como el de Hanks que tu menciones, es el de Spielberg, buen artesano del celuloide sin duda, pero un cineasta edulcorado, pesado, pío a todo lo que sea la corrección política y basicamente, un lameculo de todo lo que es el establishment. Jarmsuch y Kaurismaki nunca tendrán una portada pero tienen un ramillete de pequeñas joyitas para quien quiera asomarse.

Un abrazo!!!

Iñaki Arbeloa dijo...

¡Cuántas veces hemos hablado de estas cosas! Y siempre salía a relucir el colorado. Yo era más de Solskjaer, pero ya tuvo que dejarlo...

Estos tipos dignifican el fútbol. Hacen que los que siempre estuvimos enamorados de este maldito deporte, todavía nos peguemos a la tele para vibrar con un partido, juegue quien juegue. El deporte como competición y no como espectáculo. Porque habiendo la primera, el segundo viene sobrevenido.

Por eso, si en algún momento tuviese que elegir, haría mi equipo con once tipos como Scholes, antes que que con once Ronaldos, ya sean estos cristianos o gauchos.

Saludos Alvaro...

iinnuendo dijo...

Albarenga.. gran mencion la que haces sobre el colorado, la verdad maestros como este no necesitan ser parte del flash y primera plana.
lo unico que profesors como este requiere es un chip por aqui, otro por alla.
A este nivel estos grandes salen a pichangear como se dice el el lenguaje futbolistico callejero pero pichangear a lo grande!! en la premier, UEFA y bueno donde se les prenda el foco para hacer del futbol una maravilla

Alvaro G. Loayza dijo...

Iñaki, me encantó lo de "estos tipos dignifican el fútbol", es cierto, los Makeleles, los Mauros Silvas, los Decos, los Pavel Nedveds, todos ellos y tantos otros desde su esforzada labor hacen del fútbol algo más intimo, algo que trasciende el mercantilismo y que el fútbol se convierta en una empresa textilera de venta de camisetas antes que un juego donde la pelota y el respeto a ella es el menester básico.

iinnuendo o Chubeiro, los Scholes son los jugadores que han tenido la misma actitud hacía el juego desde que jugaban en el barrio hasta que llegan a la final de la champions, son los que nunca han olvidado el origen y los que saben que cuando jugaban a los 12 años, nunca preguntaban por los premios.

Fuertes abrazos a ambos!!!